Nuestra Misión

NICHIA GAKUIN, es un colegio plurilingüe castellano-japonés-inglés cuya meta es brindar una educación que promueve la formación integral de los alumnos, asignando idéntica importancia a su desarrollo físico, espiritual y cognitivo, y particularmente al de una actitud activamente responsable en la convivencia democrática de los grupos... Leer Más

Documento sin título

PRESENTACIÓN

Una propuesta "situada"

 

Repensar hoy la educación y la escuela, transformarla y darle
Nuevos sentidos, implica así, antes que nada, reconocer que es
Imprescindible recuperar lo singular, placentero y reparador delacto educativo.
Cecilia Bixio

En este presente, donde reinan la cultura del zapping y el consumo, es imprescindible "otorgar al aula el poder de constituirse en espacio colectivo, compartido, de construcción subjetiva y de despliegue lúdico. En donde la cultura circule y se haga palabra desde la singularidad de quien la enuncia y de quien la escucha, de quienes comparten y se comprometen en un juego apasionante: el de "desafiar" a la ciencia, al arte y a la cultura"1
El aula es el espacio que quienes abrazamos la docencia con apasionada convicción, privilegiamos para re-crear la cultura. Para vincularnos con todos y cada uno de nuestros alumnos. Para aprender enseñando y para enseñar a aprender.
Y es el ámbito elegido re-pensar en un Proyecto que nos impulse.
Así, desde el ciclo Lectivo 2005, en distintos momentos de trabajo nos dedicamos a revisar y discutir aspectos característicos de la escuela, con el propósito de reformular su Proyecto Educativo Institucional, integrando todos los niveles que ofrece la escuela, concientes de que la institución toda requiere la implementación de una propuesta en conjunto.
Vivíamos, conforme avanzaba el año, un hecho inédito en la vida del Jardín, cual era una demanda creciente de vacantes para diferentes salas, acercándose a la escuela un grupo de familias con historias, expectativas y representaciones bien diferentes, lo cual, entre otras, nos permitió la apertura de secciones para alumnos más pequeños dando respuesta no solo al nivel familiar sino social.
Asistíamos también en Primaría a un fenómeno similar, aunque en escala menor, lo que nos "desafiaba" a optimizar nuestras reales posibilidades y propuestas de integrar a estos nuevos alumnos.
Habíamos venido analizando, además, el Proyecto que Inicial y Primaría habían elaborado unos años atrás, cuando era otro el perfil de población escolar de la escuela, y diferentes eran también los enfoques de enseñanza en vigencia, algunos de ellos enmarcados en lineamientos curriculares que regían la educación argentina y japonesa de la década anterior.
En cuanto al nivel Secundario, en 2005, si bien se producía una meseta en cuanto al crecimiento demográfico, se sostenían las cinco secciones del nivel, el cual comenzó sus actividades con una sección en el año 1996.
En lo académico se lograba en esta época una consolidación en cuanto a propuestas transversales y crecimiento deportivo de los alumnos.
La implementación plena del Bachillerato orientado en ciencia y tecnología cumplía su lustro, llegando la creación inicial del nivel secundario a sus primeros diez años.

En ese año el proyecto de la institución toda era distinguido por el Gobierno de la C. A. B. A  como de interés para el mismo por su atención a la diversidad, afianzando lo que en 1995 por Resolución Ministerial 3091/95 se había considerado, en relación al nivel Secundario, como de Interés Nacional.

Partiendo de un objetivo máximo, propio de cualquier institución escolar, que es el de cumplir su tarea educativa con calidad, rigurosidad y profesionalismo.
Y sabiendo que, en un presente paradójico signado por las innovaciones tecnológicas y un entorno socio­económico turbulento, las instituciones educativas se encuentran atravesadas por nuevas y múltiples demandas, el diálogo entablado nos había permitido preguntarnos ¿Qué somos? ¿Qué pretendemos llegar a ser? Y además, ¿Qué aspectos deseamos consolidar? ¿Qué cuestiones necesitamos revisar?
Estas preguntas guiaron una revisión de diferentes cuestiones, ligadas no solamente a lineamientos de orden político-educativo, sino además, de prácticas cotidianas, el "día a día" de la escuela.
Por un lado, reconocemos que los conocimientos y herramientas requeridos por la sociedad  para la formación escolar cambiaron mundialmente, lo que exige una reformulación de las prácticas de enseñanza y por ende, de una formación permanente para los distintos roles a desempeñar en el ámbito educativo.
Por otra parte, y en lo referente al desarrollo de la gestión del staff directivo, no puede descuidarse la atención eficiente de tres dimensiones en interrelación: la institucional, la organizacional y la pedagógico-didáctíca2. Y esto nos invitó  a pensar en conjunto, a transitar un camino como equipo de trabajo, posicionando las funciones directivas de forma dinámica.,
En definitiva, se puso en foco el ideario institucional elaborado años 
atrás, realizando una mirada totalizadora.
Al respecto, este documento pretende, en una primera etapa re-expresar, poner en acción ese ideario y sus consiguiente objetivos, en dos de los niveles escolares de Nichia Gakuin que atienden la infancia y pre-adolescencia de nuestros alumnos, etapas cruciales de la formación de su personalidad y pensamiento, para luego afianzar la propuesta innovadora en el nivel medio bajo un plan de estudios propio. Esto conlleva a generar propuestas que también atiendan a sus necesidades, intereses y potencialidades
Debimos discutir, enunciar y poner en práctica una línea de acción en diferentes niveles y secciones. Este desafío nos permitirá ordenar la tarea escolar, y compartir principios que luego puedan difundirse, consensuarse y/o reformularse en diálogo con la comunidad educativa.
Teniendo en cuenta entonces, aspectos singulares y distintivos de la escuela, ideales, fortalezas y objetivos aun no logrados, experiencias previas, características del contexto histórico-social, perfil del alumnado, y contemplando las actuales demandas que la comunidad educativa y la colectividad fundadora acercan a la escuela, nos proponemos presentar algunos aspectos de una propuesta debidamente fundamentada, que tome orgánicamente las formuladas por los mismos docentes e incorpore otros nuevos elementos, re-planteando,  dentro del organigrama institucional, las funciones pertinentes a cada rol que resulten acordes a estas cuestiones.
La Reforma Curricular japonesa del año 2002 y en su momento la vigente  Ley Federal de Educación argentina han dado un marco necesario para comenzar a delinear lo que debería ser un Proyecto Educativo Institucional. Estos antecedentes, más el debate generado por la nueva Ley de Educación argentina, pusieron también en evidencia que una transformación educativa no puede ser dirigida o pensada desde los escritorios ni por parte  de una sola persona. Necesitamos discutir sobre  la escuela  actual, y en ella, sobre la enseñanza y el  aprendizaje como procesos,  con urgencia y juntos, desde los distintos sectores de la comunidad educativa.

                        Estamos poniendo por escrito el PEI, fruto de un intenso trabajo iniciado  en el año 2005. Estamos en sus primeras versiones. Pero sabemos que un Proyecto es mucho más.
                        Escribirlo nos da la posibilidad de objetivarlo, fundamentarlo, perfeccionarlo, evaluarlo.
Complementarlo,  llevarlo a la acción y hacerlo crecer.

 

' Bixio. Cecilia  "Como planificar y evaluar en el aula", Homo Sapiens. Rosario, 2004
2 Ander-Egg, Ezequiel "Elaboración de un Proyecto", Lumen-Humanitas, Buenos Aires. 1998.

 

IDEARIO

Partimos de las ideas formuladas y consensuadas por miembros de la comunidad educativa  en 2003

Siendo un Colegio nacido en el seno de la colectividad japonesa, con el inestimable apoyo y aval del Gobierno Japonés a través de JICA (Japan International Cooperation Association) como así también del Ministerio de Educación de nuestro país que por Resolución Ministerial 3091/93 ha considerado el Ciclo Secundario de nuestra escuela como de INTERES NACIONAL, es objetivo fundamental de nuestro colegio:

Brindar una educación de "alto nivel académico, integral y personalizada" para formar ciudadanos argentinos que puedan ser puntales para el intercambio y la comprensión ya sea a nivel cultural, científico y/o comercial entre la Argentina y el Japón”.

A partir de la lectura de los supuestos que sustentaron esta formulación, en 2005 el equipo docente reescribió algunos principios sustentadores de esta misión:

Entendemos por educación      

  • de alto nivel académico:

Aquella que promueva en nuestros alumnos capacidades pertinentes para desempeñarse en el mundo actual,  con el objeto de que desarrollen habilidades y adquieran conocimientos con una actitud crítica y responsable ante su formación.

  • integral:

Centrada no solamente en el plano intelectual, sino también integrando el desarrollo psicofísico, el crecimiento desde lo socio-afectivo y estético, considerando el colegio como un espacio de formación en una etapa evolutiva  de constitución de la personalidad y posterior proyección profesional.
En este marco entendemos fundamental la activa participación y eventual orientación de las familias de los distintos actores que componen nuestra Comunidad Educativa.

  • personalizada

El seguimiento y asesoramiento de cada uno de los alumnos y familias en el marco de un enfoque integral de la formación, lo que implica brindar continencia Institucional a los eventuales conflictos que pudieran surgir, considerando básico el respeto al derecho de expresión, lo que significa brindar  un marco de responsabilidad profesional y pluralismo democrático.

A partir de ello hoy afirmamos que

La misión de formar no solo buenos estudiantes sino también personas íntegras, críticas y comprometidas con su entorno social, con la posibilidad de ejercer una  ciudadanía plena, se encuadran dentro de nuestra concepción educativa.

 

ORIENTACIONES GENERALES

Un proyecto inclusivo como base de la formación
El Instituto Privado Argentino-Japonés, “Nichia Gakuin”, es una  institución educativa que, con 83 años de trayectoria, ofrece un proyecto educativo laico y abierto a la comunidad, en sus tres niveles, Inicial, Primario y Secundario..
Su ideario apunta a la formación integral de los alumnos, asignando idéntica importancia a su desarrollo cognitivo, físico, espiritual y social.
Desarrolla su actividad pedagógica atendiendo a una población diversa, lo que permite conformar grupos de trabajo que aportan desde sus lenguas,  conocimientos, experiencias y  raíces culturales diferentes, un marco que potencia la posibilidad de educarse en la tolerancia y el respeto entre diferentes pueblos.
Difundiendo  manifestaciones culturales, artísticas y tecnológicas de Argentina y Japón, se propone educar para la vida y el trabajo, formando alumnos fuertemente comprometidos con el crecimiento y la superación personal y social.
Para ello se ha constituido en punto de referencia para la comunidad japonesa en Argentina.
Se orienta a desarrollar la creatividad sin descuidar la calidad académica y en este marco el aprendizaje de distintas lenguas es considerado un pilar para el desarrollo de habilidades cognitivas.
Complementa la formación de sus estudiantes con una amplia variedad de talleres y propuestas extra-curriculares, que se orientan tanto a lo deportivo, cuanto a lo cultural, brindando espacios que se renuevan y amplían periódicamente., como así también una propuesta de pasantías al promediar la finalización del  Nivel Medio, en empresas japonesas.
Con un proyecto de claro perfil, se propone formar jóvenes que se conviertan en puntales  de intercambio y la comprensión entre ambos países.
La institución, que abreva en estilos y metodologías centralmente argentinas, enriquece su propuesta con aportes de experiencias y conocimientos propios de la educación japonesa.
En definitiva, tiene como objetivo institucional favorecer la interacción entre ambas culturas, brindando la oportunidad de afianzar la integración de elementos comunes, pero partiendo de reconocer y destacar los aspectos originales y propios de ambas miradas.

Los orígenes del proyecto
Nichia Gakuin fue fundado en 1927 como curso de Idioma de Japonés, funcionando en su primera sede de la calle Patagones 84.

A principios del s. XX comenzaron a llegar los primeros inmigrantes japoneses a la Argentina, con grandes esperanzas de encontrar en estas nuevas tierras,. Un lugar promisorio de gran porvenir. Por ese entonces, sus primeros desafíos fueron la supervivencia y la adaptación en un lugar tan lejano, desconocido, diferente en costumbre e idioma. Ilusionados y esperanzados querían trabajar duro y retornar a su patria para disfrutar de un tranquilo bienestar social (…).En este contexto la preservación del idioma fue una necesidad vital.(…) Por tal motivo ya en la década del 20 se gesta la idea de crear una escuela de idioma japonés en el país.(…)
Superada esta primera etapa las familias japonesas comenzaron a crecer, marcando el nacimiento de una nueva generación de hijos de japoneses nacidos en este país. Por aquel entonces se pensó una escuela que “ brindara a los niños argentinos nikkei un lugar de estudio claro y alegre, para su espíritu y mente crezcan con la amplitud y generosidad del pueblo argentino y la perseverancia y honestidad del pueblo japonés.”

Desde 1938, abre sus puertas como Escuela Bilingüe de castellano-Japonés. Ya en 1944, egresa su primera promoción.
Luego de permanecer cerrada durante tres años 1945-1947, por decisiones políticas ligadas a los sucesos derivados de la Segunda Guerra Mundial, es autorizada a reiniciar sus actividades pero como Academia De Idioma Japonés.

Su evolución
En 1978 cambia su nombre por el actual “Instituto Privado Argentino-Japonés”, y en 1984 contando con nueva sede, donde funciona actualmente, Yatay 261 de la Ciudad de Buenos Aires, inicia el ciclo lectivo con la reapertura como colegio oficial bilingüe.
Entre los años 1992-1993, se inicia la construcción del edificio para sección Secundaria, y se traslada el Jardín a sus actuales instalaciones.
En 1994,  el proyecto de la Secundaria es declarado de Interés Nacional, y en 1996 comienza el primer ciclo lectivo de este Nivel y en el año 2000, se produce la primera promoción de sus egresados.
En el año 2002, se reformula el proyecto de enseñanza de idiomas para el Nivel Primario, con la incorporación del inglés como segundo idioma extranjero y la oferta del japonés como idioma optativo para aquellos que así lo soliciten.
En el año 2005, el proyecto de Niveles Inicial, Primario y Secundario es declarado de interés para el Gobierno de la CABA,  por su atención a la diversidad.

 

 

PRINCIPIOS ORIENTADORES

NIVELES INICIAL Y PRIMARIO

Siendo una escuela argentina surgida en el seno de la colectividad japonesa, y en función de la revisión del ideario institucional,  los pilares que sustentan la propuesta pedagógica para Nivel Inicial y Primario son

Nuestro propósito es  brindar una educación de alta calidad académica,  cuyo objetivo es que los alumnos desarrollen habilidades para la  adquisición de conocimientos fundamentados en los distintos campos académico-científicos y artísticos,  del espíritu crítico, y  orientada a promover la escucha ante el pensamiento diferente.

Resignificamos el valor de las tradiciones culturales en el marco de una concepción  de ciudadanía plena, promoviendo la capacidad de adaptación y desarrollo personal en distintos contextos culturales.

Promovemos  capacidades sociales, cognitivas, físicas y estéticas, considerando al colegio como un espacio favorecedor, a lo largo de distintas etapas evolutivas, del desarrollo pleno de la personalidad..

Orientamos el desarrollo personal hacia la disposición para el aprendizaje permanente y con ello, la auto-superación y la posibilidad de trabajar eficientemente en equipo, es decir, desplegando la creatividad, la capacidad de cooperación, el esfuerzo, la confianza y por consiguiente, la auto-confianza.

Consideramos clave el seguimiento y asesoramiento de cada uno de los alumnos y familias desde una concepción integral de la educación de los alumnos, así como la continencia y encuadre institucional a los eventuales conflictos que pudieran surgir; partiendo del respeto al derecho de expresión y pluralismo democrático,  enmarcados en la responsabilidad compartida entre familia y escuela en la formación de los niños y jóvenes.

Nos proponemos formar no solo buenas personas sino también buenos estudiantes, razón por la cual  la exigencia académica y la continencia afectiva de los alumnos, se encuadran dentro de nuestra concepción de educación personalizada.

Con el propósito de concretar los principios orientadores enunciados precedentemente es que nos centramos en el diseño de estrategias de enseñanza respetuosas de la génesis del pensamiento y de la singularidad de los sujetos, que permiten desarrollar, habilidades socio-cognitivas en los alumnos.
Por medio de la resolución de problemas y en grupos heterogéneos, se promueve la progresiva búsqueda de soluciones creativas y académicamente rigurosas.
La variedad y complejidad de cuestiones que un Proyecto situado en las necesidades de esta institución muestran, exige una planificación estratégico-situacional, que constituye una imagen-objetivo, orientadora en la construcción de acuerdos viables sobre acciones   a seguir y fijando etapas   para desplegar los diferentes dispositivos a implementar.

La misma se centra en ciertos principios, a saber:
•   Atención a la diversidad, generando propuestas que no la conviertan en "déficit" con respecto a las posibilidades de acceder a las mejores oportunidades de aprendizaje, en un ámbito que ofrezca buenas condiciones para enseñar;

•   Monitoreo para analizar problemáticas puntuales, tanto de aprendizaje como de convivencia y, por supuesto en el desarrollo de los procesos de enseñanza,  detectadas en el devenir cotidiano y que, pudiendo operar sobre otras de mayor generalidad, nos lleven  afianzar o redefinir reflexivamente  las líneas de acción elegidas.

•   Implementación rigurosa, progresiva y pautada de dispositivos de enseñanza, de capacitación en servicio y de gestión de innovaciones, acordes con los propósitos institucionales y el perfil de alumno a promover;

•   Organización flexible de los tiempos y espacios institucionales para convertirlos en ámbito de aprendizaje, debidamente dirigidos.

 

NIVEL SECUNDARIO

Brindar una educación de nivel en el aspecto curricular, con el objeto de preparar a nuestros alumnos para las exigencias de la vida universitaria y primera inserción profesional; desarrollando, investigando y perfeccionando contenidos, expectativas de logro, evaluaciones y metodologías argentino japonesas haciendo hincapié en las áreas básicas del saber.

Capacitar a nuestros alumnos en el manejo de lenguas extranjeras, Inglés y Japonés, como instrumentos de comunicación y conocimiento de diversas culturas y como forma de ampliar la visión personal y la comprensión de la realidad.

Estimular y orientar el desarrollo de la sensibilidad, la creatividad, el juicio propio, la reflexión sobre  si mismo, como del mundo circundante.

Orientar y afianzar la autoestima, el cuidado y seguridad de sí mismo como del prójimo, el respeto por las diferencias sobre la base del conocimiento, la capacidad de descentración, el trabajo grupal, el respeto y la responsabilidad ante las cosas, las personas y el medio ambiente como aspectos psicosociales básicos a desarrollar.

Brindar orientación e información en sus distintas etapas evolutivas para la construcción reflexiva y madura del proyecto de vida personal.

Estimular y velar por la permanente comunicación, participación y compromiso a través de una estructura organizada, sistemática y responsable.

 

Al respecto, creemos oportuna una capacitación docente y directiva permanente, profesional y centrada en la escuela, porque responde a sus necesidades definidas, brinda la posibilidad de acompañarse, estudiar, actualizarse, intercambiar y construir acuerdos, procurando incidir sobre el mejoramiento de la enseñanza y el aprendizaje, no solo dentro de la institución sino fortaleciendo la apertura a la comunidad económico-financiera japonesa a través de la profesionalización de las pasantías para los alumnos del nivel secundario.
Además, nos propusimos fortalecer un buen clima institucional de trabajo, basado en vínculos  con pares y coordinadores, para avanzar progresivamente hacia la constitución de pequeños equipos que planifiquen rigurosamente actividades, registren procesos didácticos, y analicen posteriormente la práctica cotidiana, para producir alternativas para una “buena” enseñanza , lo que redunda en una formación profesional tanto individual como grupal.
No puede soslayarse además  que una propuesta, cualquiera sea su contenido, requiere un apoyo sistemático de la institución en sus diferentes estamentos.

                                             
 A NIVEL INSTITUCIONAL Y COMO EQUIPO DIRECTIVO, NOS PROPONEMOS BRINDAR ESPACIOS PARA:

  • Atender necesidades, intereses y potencialidades de la población escolar.
  • Concebir a la escuela como espacio de diálogo,  re-creación  e interpretación de las culturas japonesa y argentina.
  • Formar  integralmente  al alumno, asignando idéntica importancia al desarrollo cognitivo, afectivo, físico y social.
  • Implementar un Proyecto Institucional estratégico-situacional, dinámico y abierto a las nuevas demandas sociales.
  • Democratizar la gestión, con participación de diferentes actores de comunidad educativa.
  • Flexibilizar el dispositivo escolar para atender la diversidad –de marcos culturales, estilos, capacidades y posibilidades personales-, de modo de cumplir con el principio de brindar una educación personalizada
  • Promover prácticas  pedagógicas centradas en la complejidad del grupo-clase, la subjetividad del educando, y de  aprendizajes significativos.
  • Conformar y consolidar equipos de trabajo en diferentes secciones, niveles y ámbitos de la institución.
  • Trabajar para construir un clima de libertad responsable y de trabajo comprometido, brindando afecto y contención,  a través de la promoción de valores como el esfuerzo, la cooperación y la convivencia.
  • Reconocer a la familia como primera educadora, comprometida en un trabajo conjunto con la escuela, que valore a los docentes como activos  ciudadanos de la cultura, co-responsables de la formación de sus hijos.
  • Promover la formación docente  continua, que favorezca el crecimiento personal y profesional, valorando su aporte y compromiso con la institución.

 

En definitiva, compartimos la concepción de escuela presentada por E. Perkins “Queremos escuelas que brinden conocimientos y comprensión a un gran número de personas con distintas capacidades e intereses y provenientes de medios culturales y familiares diferentes, lo cual implica todo un desafío. Y estamos dispuestos a aceptarlo”.  (1992)

 

 

UCHIUMI, Yasuhiko: “70 aniversario del IPAJ” (1997)

Extraído del Seminario “Una buena clase” dictado por  Y. Hosomizu, profesor titular de la Universidad de Tsukuba . Honduras, 2004.

Locos por Japón: ¿cruce de culturas?

El país de Oriente hoy seduce desde el paisaje, la espiritualidad, la gastronomía y la educación; más allá de la moda, ya hay padres argentinos que deciden mandar a sus hijos a colegios japoneses

SÁBADO 16 DE SEPTIEMBRE DE 2017
PARA LA NACION

Leer nota completa